La Real Casa de la Moneda

“El Ingenio Chico”, un referente europeo

Esta semana visité La Real Casa de Moneda de Segovia, está situada en un entorno natural muy agradable para disfrutar con la llegada del buen tiempo, “El Valle del Eresma” una zona que junto con el “Valle del Clamores” circunvalan media ciudad, un cinturón verde que anima a dar largos paseos rodeados de naturaleza. Para todos los que vengáis a visitar Segovia os lo recomiendo.

Al comprar la entrada me dan un audio-guía que narra cada una de las salas y paneles de la visita, es un audio muy entretenido y teatralizado; aquí os resumiré lo más importante.

…el audio cuenta que el Rey Felipe II compro un antiguo molino para mandar construir esta fábrica en 1583. Quería tener una producción más rápida de su propia moneda, y su vez en un mismo lugar centralizar el proceso completo, desde la llegada del metal hasta el conteo de las monedas. Para ello contrató al arquitecto Juan de Herrera y el asesoramiento de técnicos austriacos. La Casa de la Moneda de Segovia fue la primera mecanizada de España, y referente de la arquitectura europea y de la revolución industrial, ¡o sea, muy importante!

La reconstrucción de la fábrica en 2007, guarda la construcción real de la misma, en granito y pizarra (antes del incendio madera); está distribuida en dos zonas, la baja que alberga el canal y el edificio que guardaba el Ingenio Chico, y la alta en la que estaba la fundición, la labranza y contaduría.

Vista panorámica de la Casa de la Moneda con el Alcázar al fondo

El sistema de acuñación “segoviano” que sustituyó a la acuñación manual a martillo, consistía en la producción en serie de monedas mediante los llamados “ingenios” movidos por ruedas hidráulicas. Este sistema fue mejorado en dos ocasiones más, primero con el sistema de prensa volante y a continuación con la prensa automática, rondaba el año 1866. Una de las salas muestra cada una de estas máquinas para que nos podamos hacer una idea real de lo que era la producción de la moneda y de cómo ésta fue evolucionando.

Finalmente en 1879 y por la centralización de la acuñación en Madrid, la Casa de Moneda de Segovia se convierte en una fábrica de harina… ¡¡llega la peseta!!

Gracias a que la ciudad de Segovia compró el edificio, restaurado y abierto al público desde 2011, podemos conocer la historia del dinero, el trabajo que costaba producir una sola moneda y la cantidad de personas y maquinaria que intervenían en el proceso.

Hoy esta Casa de Moneda, hace una importante labor como museo, la visitan niños y mayores y además en ella podemos degustar grandes platos gracias “Al Ingenio Chico”

 

Hasta la próxima!


Inicio

Escribir comentario

Comentarios: 0