EXPOSICIONES • Arte Contemporáneo

Idolatría - Díaz Martí

14 JUNIO A 5 AGOSTO 2018: PALACIO QUINTANAR DE SEGOVIA

En esta exposición, Díaz Martí busca, selecciona y transforma el material gráfico que recorre las redes sociales. Con estas piezas (selfies, autorretratos y partes del cuerpo tatuadas), como el Doctor Frankestein, crea nuevos seres que conforman un catálogo de ídolos paganos e irreverentes, que nos invitan a reflexionar sobre las nuevas formas de producción y distribución de imágenes en las redes sociales.

 

Algunas obras alcanzan los 8 metros cuadrados y están compuestas por más de 500 fotografías en las que podemos aparecer cualquiera. En ‘Idolatría’ podemos encontrarnos con nuestra propia imagen y contemplar cómo y en qué puede transformarse. Podemos enfrentarnos a nuestro doble en el espejo: mirarnos y reinventarnos, mirarnos y no reconocernos.

 

Hoy la imagen ha dejado de ser monopolio de unos pocos artistas y profesionales. Todos las producimos y mostramos como una forma natural de relacionarnos con los demás. La posfotografía o fotografía 2.0 es la fotografía adaptada a los nuevos tiempos, las nuevas formas de producción, difusión y comunicación de las imágenes fotográficas en las redes sociales. ParaJoan Fontcuberta -artista, docente, ensayista, crítico y promotor- la posfotografía es “un nuevo lenguaje universal”. “Las fotos ya no recogen recuerdos para guardar sino mensajes para enviar e intercambiar: se convierten en puros gestos de comunicación”. Por primera vez en la historia podemos gestionar nuestra imagen según nos convenga y construirnos una nueva identidad que, probablemente, es muy diferente a la real. Los selfies son un ejemplo del carácter narcisista y exhibicionista de la imagen postfotográfica.

 

Hoy en Instagram se publican más de 80 millones de fotos al día, 3 millones a la hora. La mayoría de dudosa calidad artística. Con el infinito archivo fotográfico -organizado por palabras clave- que conforman Flick, Facebook, Instagram, Google Eart, Googlemaps… trabajan algunos artistas y críticos que proponen una nueva “ecología de las imágenes” o reciclaje. Joachim Schmid, Richard Prince, Mishka Henner, Jon Rafman, Penelope Umbrico y el propio Fontcuberta, son ejemplo de artistas que han dejado de capturar imágenes para buscar, seleccionar y transformar la infinita materia prima iconográfica que fluye en las redes sociales. ¿Para qué contribuir a esa “basura fotográfica” si todo lo que hay en el mundo ya ha sido fotografiado?