Los pueblos alrededor de Somosierra

Somosierra, falda norte en la provincia de Segovia

Los Pueblos del Plan 6 Somosierra

1. Prádena

Prádena, lugar donde abundan los prados, en la falda de Somosierra, está rodeada de un maravilloso entorno, del que destacamos su magnífico Acebal de Prádena. La localidad, de unos 600 habitantes, te invita a una estancia completamente acogedora, donde además de la naturaleza, podrás disfrutar del encanto de sus calles, de su famosa caldereta, de su iglesia, su trato o su famosa cueva de Los Enebralejos.

2. Casla

Casla se sitúa entre las cuencas del Duratón y el Caslilla, a los pies de Somosierra, concretamente del alto de Colgadizos y su existencia se remonta a antes de la conquista de los árabes. Debemos destacar su ambiente rural sobre un gran paraje, con atractivos como las ermitas de Ntra. Sra. de la Sierra o de San Roque y bellos paseos en general.

3. Sigueruelo

Sigueruelo nace entre sabinas y enebros que crecen a pie de Somosierra. Es un tranquilo lugar que nos invita a la relajación, al paseo y senderismo, recorriendo sus caminos o visitando sus numerosas cuevas que tiene a su alrededor.

4. Siguero

Siguero nos recibe con su iglesia, románica, de San Martín de Tours, a la que en épocas posteriores se añadieron un campanario y un atrio. El pueblo está situado sobre una colina algo separado de la iglesia y nos ofrece unas bellas vistas del entorno. Panorámica de la sierra y de las sabinas y robles que abundan en la zona y desde donde podemos localizar, en un bonito paraje, la ermita de la Varga. Camino a la ermita, hallamos La Enebra, símbolo de generaciones de este pequeño pueblo.

5. Santo Tomé del Puerto

A pies del puerto de Somosierra y lindando con la A-I, localizamos está localidad en zona montañosa y donde nace el río Duratón. Por esta parte de la sierra podemos visitar la peña Cebollera con 2.129m. De Santo Tomé del Puerto destacamos su iglesia, y a pocos metros, al otro lado de la nacional, el Convento de de la Orden, del s. XIII, del que solo queda en pie la torre. Justo al lado se encuentra un aeródromo para la práctica del vuelo sin motor. Y cómo en buenas tierras segovianas, no olvidar la buena oferta gastronómica de la localidad.