5 motivos para visitar la muralla de Segovia

Esa gran desconocida

Vamos a conocer la muralla de Segovia

Muralla de Segovia

¡Hola chicos! ¡De nuevo aquí!

 

¿De qué os voy a hablar hoy? De la muralla de Segovia. ¿¡Ahhh!? ¿Pero merece la pena la muralla de Segovia? Claro que si. El problema es que uno empieza que si el Acueducto, o qué espectácular el Alcázar, o, no sabíamos que Segovia tenía una Catedral tan bonita… y claro, pues al final nos olvidamos de esta maravilla que engloba todos estos maravillosos monumentos. No olvidemos que el recinto amurallado de Segovia es Patrimonio de la Humanidad.

 

Así que te voy a dar 5 motivos por los que debes visitar con atención la muralla segoviana.

¡Ah! antes de seguir, decirte que para visitar las murallas tenemos visitas guiadas para grupos. ¡Empezamos!

Por su historia

Cuando hablamos de la muralla de Segovia, hablamos de una muralla con muchos años de historia. En su recinto amurallado se han cobijado grandes personajes ilustres, como por ejemplo, los Reyes Católicos. Historias que solo conocen con detalle, esos grandes muros que ahora podemos contemplar.

 

Corría el siglo II, cuando el Imperio Romano tuvo una gran crisis, eso influyó en el amurallamiento de sus posesiones imperiales, quizás fue aquí cuando se inició el primer trazado de la muralla segoviana.

 

Ya por el 1088, en la reconquista cristiana llevada a cabo por Alfonso VI, se reforzaron las murallas, que serían lo más parecido a las actuales.

Durante siglos la muralla actuaba como límite entre dos grandes espacios, además de su función de defensa.  El interior estaba habitado por la nobleza y el clero, y el pueblo llano se situaban extramuros, en los arrabales.

Muralla de Segovia

Porque es una de las más grandes y bonitas de España

Con un perímetro de más de 3.000 metros, rodea todo el casco histórico de la ciudad. Nace y muere en el Alcázar. Su base está formada de grandes sillares de granito. Como dato curioso, os diré que para su construcción se utilizaron lápidas de la antigua necrópolis romana. ¡Lo que son las cosas!

 

La longitud exacta es de 3 km. 406 m. El espesor de los lienzos es de 2,5 m y la altura media desde el pie de la roca es de unos 10 m. Buena muralla ¡si señor!

 

La muralla contaba con cinco puertas: San Andrés, San Cebrián, Santiago, San Juan y San Martín, estas dos últimas ya desaparecidas, además de ocho Postigos, de los que quedan cuatro. El más importante es el postigo del Consuelo, junto al Acueducto. Su nombre viene de la ermita, ya desaparecida, que se encontraba a escasos metros.

 

La muralla también contaba con varias Casas Fuertes o fortaleza, como el Alcázar, la Casa de los Picos o la Casa del Sol.

El número de cubos y de torres es de 86, 80 se mantienen en pie. Son datos que imponen ¿verdad?

Alcázar y muralla de Segovia

Tiene una gran importancia estratégica

La muralla se sitúa entre los ríos Eresma y Clamores, sobre una meseta con un enclave fácilmente defendible. En épocas neolíticas ya se utilizaba el lugar por sus condiciones. La zona donde ahora se emplaza el Alcázar fue el lugar elegido por prerromanos y sobre todo los celtíberos para instalar sus fortificaciones, ya que tenía un gran dominio hacia el norte de la meseta, y por el sur, de la sierra de Guadarrama. Además, contaba con esos dos ríos que bordeaban el lugar, como apoyo defensivo.

Está en un estado de conservación fantástico

La construcción de la muralla se realizó, entre otros, con mampostería ordinaria, con tapial de piedra con encofrados de madera. Los lienzos, torres y cubos se hicieron con mampuestos de roca caliza.

 

Durante el siglo XVI, las murallas dejaron de tener su valor defensivo y se empezó a construir viviendas tanto adosadas como superpuestas. En el XVII se abandonaban puertas y postigos, y el XIX, las murallas ya eran casi como un estorbo urbanístico. Incluso alguna puerta fue derruida para disminuir el paro de su época. En el XX se cambia de mentalidad y se lucha por la conservación y restauración de la muralla.

Gracias a ello y al trabajo constante hasta nuestra fechas, el recinto amurallado es declarado Conjunto Histórico Artístico, posteriormente, junto al Acueducto, fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Valle del Eresma desde la muralla de Segovia

Porque tiene maravillosas vistas sobre el entorno de Segovia

Las vistas desde la muralla son inmejorables. Segovia concentra una gran patrimonio histórico/artístico en la ciudad, pero es que el extrarradio no se queda corto. Si miramos desde el Alcázar, o desde los jardines de los Poetas o de Delibes, tenemos magníficas vistas al valle del Eresma, y camuflados en el valle, observaremos el Santuario de la Fuencisla, los Padres Carmelitas, la iglesia de la Vera Cruz, la Casa de Moneda o el monasterio del Parral, todo un espectáculo. Por el oeste tenemos preciosas vistas sobre el valle del Clamores, al fondo la sierra de Guadarrama y, más cerca, junto a la misma muralla, podemos contemplar el Pinarillo, antiguo cementerio judío, junto a  todas las huertas que existen a los pies de la muralla, en la llamada la Hontanilla.

¿Os parece buena la propuesta? Espero que sí, que os haya gustado y que si todavía no conocéis Segovia, os fijéis bien en este gran monumento, y si ya conocéis nuestra ciudad, para la próxima vez, fijaos con más detalle en esta maravilla.

 

¡Nos vemos pronto!

visitas guiadas
VUELO EN GLOB0
dónde comer
dónde dormir
Qué hacer

Escribir comentario

Comentarios: 0

SEGOVIA UN BUEN PLAN:

Los Maestros, 7 bajo  ·  Palazuelos de Eresma (Segovia)

PÁGINA DE INFORMACIÓN TURÍSTICA DE SEGOVIA CAPITAL Y PROVINCIA

www.segoviaunbuenplan.com

INFORMACIÓN: informacion@segoviaunbuenplan.com