El arte del Vidrio

Museo Tecnológico del Vidrio. Real Fábrica de Cristales

 

Hola!!

En esta ocasión os voy hablar de una visita muy entretenida y formativa que tuve el gusto de disfrutar hace unos días. Estuve en La Granja de San Ildefonso, en visita guiada a la Real Fábrica de Cristales.

Museo Tecnológico del Vidrio. Real Fábrica de Cristales

La fábrica

La verdad es que hay mucho que contar sobre esta espectacular fábrica, y creo que por eso mismo voy a empezar, por la espectacularidad de sus instalaciones… Una fábrica mandada construir por Carlos III que se caracteriza e impresiona por la arquitectura que ya en esa época se utilizó. No quiero extenderme mucho porque lo maravilloso es verlo, pero este edificio es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura industrial de la época de la ilustración. Una fábrica que, con estructura casi eclesiástica, con dos cúpulas unidas por la nave central se construyó para conjugar belleza y utilidad. Una fábrica segura y moderna preparada para trabajar y vivir.

Las visitas

El paseo por las instalaciones está todo muy bien explicado y permite a cualquiera entender el procedimiento que utilizaban en las fabricaciones, así como las diferencias entre cristal y vidrio.

 

La antigua fábrica avanza con los años y ofrece un amplio abanico de posibilidades que la hace abrirse a diferentes tipos de públicos. Para los que la visiten, además del pase “normal” y libre, existe la visita guiada particular y/o en grupo. Y como novedad, con muy buena acogida, organizan visitas teatralizadas, que pretenden informar de forma más amena todo lo que en aquel siglo allí se realizaba.

Eventos

Dejando la parte “histórica y turística” de la Fábrica, os informo un poco de lo que en la Fundación S.P. Centro Nacional del Vidrio, se puede hacer en relación a la celebración de eventos. Ellos ponen a disposición de empresas y entidades, espacios de La Real Fábrica de Cristales para la celebración de eventos privados. En mi visita, me cuenta Paloma que hasta el momento lo que han celebrado allí son cenas de gala, actos de clausura de congresos, presentaciones de productos, seminarios, conferencias… son algunos ejemplos que pueden desarrollarse en este magnífico edificio declarado BIC y ejemplo de la arquitectura industrial del siglo XVIII.

Eventos en La Fábrica de Cristales de La Granja

La zona en la que se han celebrado estos actos es la segunda cúpula y Biblioteca así como en los patios exteriores. La Nave de hornos que une las dos magníficas cúpulas de ladrillo visto, un espacio muy peculiar para celebraciones por su gran capacidad y suntuosidad. Otro espacio sin duda destacable es la Biblioteca, a la que se accede en la segunda planta por una maravillosa escalera de madera, que haría las delicias de cualquier fotógrafo! Una sala acogedora con artesonado de madera a la que se accede por la Sala de la Chimenea en cuyo centro cuelga una maravillosa lámpara de cristal de La Granja.

 

Hasta el momento, no se han planteado celebrar eventos familiares como puede ser una boda, pero sin duda alguna si llegaran hacerlo considero que tendrían gran éxito en el alquiler de estos espacios porque el entorno industrial pero sumamente cuidado y decorado haría las delicias de muchas parejas que buscan un entorno diferente.

El museo

Otra parte del Museo que me llamó mucho la atención, y que considero muy importante para abrir nuevas iniciativas es la fabricación y venta de piezas únicas y exclusivas. En concreto estoy hablando de su colección de lámparas. Diseñadas y fabricadas por La Real Fábrica, las últimas colecciones diseñadas en colaboración con estudios de arquitectura y diseño como Mayice o CuldeSac la escuela de la Fábrica, estos elementos decorativos están a la venta para los que cuidan de una forma más exquisita la decoración de su casa. Sigo hablando de lámparas porque en la Fábrica se celebra, este año, el tercer centenario del nacimiento de Carlos III, por este motivo se expone en lo zona del Museo reproducciones idénticas de las lámparas de aquella época. Admirable es la grandiosidad lumínica y la suntuosidad de este elemento decorativo, que tanto se tenía en cuenta en la decoración de los Palacios.

Cambiando de producto pero sin salir de mi asombro, paso a ver la colección de joyas. Piezas exclusivas fabricadas en la Real Fábrica de Cristales que con el diseño de Chus Burés y los orfebres de los Talleres Granda, componen una colección de anillos, pendientes y collares que se saltan las fronteras de la originalidad joyera, poniendo en manos de unos pocos el equilibrio entre la pureza de este material, la sensibilidad y la innovación.

Comentar también, que el Museo Tecnológico, además de sus exposiciones permanentes, organiza exposiciones intemporales. Actualmente podemos disfrutar la exposición de Timo Sarpaneva “Arte en vidrio”, con la colección Kakkonen, o la exposición “Common Ground” del artista Barry Wolfryd. Dos interesantísimas exposiciones que van a completar esta magnífica visita a la fábrica.

¡Y hasta aquí mi “ruta” por la Real Fábrica de Cristal de La Granja!, os recomiendo mucho la visita y que por supuesto no os vayáis sin ver in-situ cómo los trabajadores de este artesanal oficio trabajan tan versátil material.

 

¡Hasta pronto!

Mariva


Escribir comentario

Comentarios: 0