Del Verde al Amarillo

Colores de naturaleza, y entre naturaleza, un hotel rural con finca       y restaurante.

 

¡Hola!, ¿Os gusta la naturaleza? ¿Os gusta relajaros mirando al horizonte sin ver nada más que el color verde y el azul del cielo? A mí sí por eso…

Esta semana he tenido la suerte de poder de visitar un hotel rural, con restaurante y finca al que me han invitado, el lugar se llama “Del Verde al Amarillo” y como os he dicho es un hospedaje rural de cuatro estrellas con un entorno espectacular que está en el municipio de Peñarrubias de Pirón. Este pueblito de tan solo 6 habitantes se encuentra de camino a Turégano, y pertenece al ayuntamiento de Escobar de Polendos.

Peñarrubias de Pirón
Preciosa vista del Peñarrubias de Pirón

Con un café, las hermanas Virginia y Aurora me esperan, son las propietarias del hotel y las que me acompañan durante la visita. Recordando el esfuerzo que supuso, me cuentan que este proyecto hecho realidad, fue en principio una nave de cabras familiar y que tras tomar la decisión de aprovechar el espacio, hoy se ha convertido en un negocio con doce años de historia, que basa su filosofía en el servicio personalizado, la calidad de las materias primas y el cariño que le ponen al trabajo diario.

 

Como se puede apreciar en las fotografías el entorno respira tierra y agua, una hectárea de terreno rodeado de encinas, fresnos, sabinas y chopos, con el paso del río Pirón y el manantial de Covatillas, en definitiva un remanso de paz en plena naturaleza. Por eso os recomiendo organizar vuestro evento en este lugar, siempre que busquéis naturaleza combinada con atención y calidad este es vuestro espacio. 

Gran variedad de eventos como bodas se pueden realizar
Gran variedad de eventos como bodas se pueden realizar

La variedad de eventos que aquí han celebrado es amplia, desde los más pequeños y familiares como pueden ser cumpleaños y aniversarios, hasta más amplios y sociales como una boda, tanto civil como religiosa. Y es que ya me imagino este maravilloso entorno decorado para una ocasión así ¡¡qué bonito!!. Las reuniones familiares o eventos en los que hay muchos niños triunfan bastante aquí, porque la amplitud de la finca hace que los pequeños pueden estar “a sus anchas” sin ningún peligro, y lo que es casi más importante, la tranquilidad de los padres.

El hotel Del Verde al Amarillo dispone de once habitaciones, en las que se incluye una suite y dos habitaciones habilitadas para minusválidos. Por si fuera poco espacio para el evento que queréis organizar en la zona, quiero que sepáis que en el pueblo hay otras casas rurales, lo que permite tener una totalidad de 80 plazas, todo un lujo para poder estar cerca de todos los invitados.

En el hotel del Verde al Amarillo se pueden organizar todo tipo de reuniones
En el hotel se pueden organizar todo tipo de reuniones

Para las empresas, este hotel tiene el equipamiento necesario para poder hacer reuniones, formación o pequeños congresos, ya que hay un par de salones adaptados para estas necesidades.

Sala reuniones Hotel Del Verde al Amarillo
Salón de reuniones

La decoración de los espacios en muy hogareña, sencilla y tradicional pero que aporta esa sensación de “estar en casa”, por la calidez de los  tonos tierra, con arquitectura de piedra y madera. El salón-comedor impresiona por los grandes ventanales y altos techos, desayunar o comer rodeados de esas vistas es una maravilla. Ya que os hablo de desayunar o comer os quiero hablar de su carta, el restaurante trabaja con una carta pequeña, pero muy cuidada, que varía tan solo con algún producto de temporada. Aurora y Virginia me recomiendan el pollo de corral guisado, la ventresca de bonito, las carnes a la plancha y el tradicional asado segoviano, este último solo se sirve bajo reserva previa. Si lo que queréis es venir a disfrutar del restaurante en exclusiva, es decir sin alojamiento, también deberéis reservar ya que trabajan con productos muy frescos de proveedores de la zona.

Comedor del Hotel del Verde al Amarillo
Comedor del Hotel

Mi visita termina agradeciendo a estas dos valientes empresarias que me hayan dejado ver su joya, y dándolas la enhorabuena por tener un lugar tan bonito y especial, sin duda el verde y el amarillo pasarán a ser dos de mis colores favoritos.

 

¡Hasta la próxima!

María


Escribir comentario

Comentarios: 0