historia de la villa de pedraza

Pedraza se levantó entre dos cerros, entre los arroyos Encinarejo y Vadillo, que juntos, se unirán al río Cega. El lugar se convirtió en un bastión inexpugnable, donde el castillo se dispone estratégicamente sobre un levantamiento rocoso donde existió un castro prerromano. Durante una buena parte de su historia, la Villa de Pedraza ejerció como fortaleza y plaza de mercado para la comarca. 

Pero muchos años antes de todo esto, se sabe que hubo población prehistórica en los alrededores del río Cega. En la explanada del castillo se han encontrado restos de cerámica realizada a mano, que hace creer que, ya por el siglo IV a.C., Pedraza ya estaría habitada por los celtas, además de una romana posterior.

Pedraza tuvo su apogeo  en los siglos XVI y XVII, gracias a la ganadería lanar, que por aquellos tiempos, era el motor de Castilla. Es posible, que Pedraza llegara a tener unos cinco mil habitantes por esas épocas.

A principios del siglo XX, Pedraza casi llega a desaparecer. Los labriegos compraban las casas a saldo, para aprovechar la piedra para construir corrales o gallineros. Por entonces, el pintor Ignacio Zuloaga, compró las ruinas del castillo y lo restauró, dando un buen ejemplo.

En 1951, el Marqués de Lozoya, consiguió declarar a Pedraza “Conjunto Monumental” Con los años, muchos artistas anidarían por estas tierras, entre ellos, el decorador Francisco Muñoz, que cambió la imagen de la localidad. Los ochenta realizan el cambio definitivo de la villa, la explosión total del turismo.


SEGOVIA UN BUEN PLAN:

Los Maestros, 7 bajo  ·  Palazuelos de Eresma (Segovia)

PÁGINA DE INFORMACIÓN TURÍSTICA DE SEGOVIA CAPITAL Y PROVINCIA

www.segoviaunbuenplan.com

 informacion@segoviaunbuenplan.com