La Alhóndiga de Segovia

Ejemplo de arquitectura industrial

 

¡Hola!

Aprovechando que el buen tiempo no parece que quiera abandonarnos este fin de semana me he acercado a un edificio del que os quiero comentar… 

 

La Alhóndiga de Segovia
Fachada principal de La Alhóndiga de Segovia
La Alhóndiga de Segovia

La verdad que hasta el momento cada vez que os he hablado de una localización para celebrar un evento, me he centrado en la necesidad de buscar un espacio para celebrar algo particular o empresarial. Sin embargo en esta ocasión os quiero informar sobre una maravilloso espacio lleno de historia, que, aunque depende de una institución pública es una buena opción para organizar otro tipo de actos como: exposiciones, coloquios, presentaciones culturales (libros, música), ruedas de prensa, congresos literarios…

 

La Alhóndiga, así se llama este lugar, localizada en el centro de Segovia, a 5 minutos del Acueducto y a otros 5 de la Plaza Mayor; además de estar en el enclave perfecto para comer o cenar en los mejores restaurantes de la ciudad.

 

La Alhóndiga es un edificio con mucha historia que dará a nuestro evento un alo de tradición. Fue edificado a principios del siglo XVI durante el reinado de los Reyes Católicos. Se trata de un edificio de estilo gótico industrial y es uno de los escasos ejemplos de arquitectura industrial del reinado de los Reyes Católicos.

Su nombre viene del árabe que significa lugar donde se compra, vende y almacena el grano, para salvaguardar los intereses de los labradores y vecinos de la zona en épocas de escasez. El edificio se divide en tres partes, antes llamadas paneras: de la gloria, el purgatorio y el infierno. Estos espacios, que se pueden ver perfectamente en las fotos, son bastante amplios, todos ellos alargados y conservando su estructura original, suelos de canto rodado, ladrillo visto y vigas de madera en el techo. Además tiene una entrada habilitada tipo recepción que nos ayudaría a la hora de organizar la asistencia, comprobar invitaciones, acreditaciones, etc…

En esta foto podéis ver como “el Alhondiguero” anotada rudimentalmente las cuentas de la carga y descarga del grano, así se conserva y se puede ver perfectamente.

El edificio además guarda la estructura y fachada tal cual se construyeron, esgrafiado isabelino, puerta de madera con un gran arco de granito y dos escudos que la coronan a ambos lados y que representan la ciudad de Segovia. Desde 1925, es la sede del Archivo Municipal de Segovia con más de 1.500 metros lineales de documentación.

Por ello os animo a informaros sobre las posibilidades que ofrece este espacio para organizar todo tipo de actos culturales, porque seguro que en La Alhóndiga de Segovia encontráis el espacio idóneo para un acto de estas características.

 

 

¡Hasta la próxima!


Inicio

Escribir comentario

Comentarios: 0